31.10.2018
publicado por José Luis Bary em Celebridades on Britney

Pocos pueden olvidar a la que fue la pareja de oro del pop, Britney Spears y Justin Timberlake. Sin embargo, esta famosa relación no llegó a buen fin, pues terminó en 2002, entre rumores de infidelidad por parte de la cantante. Estas especulaciones fueron alimentadas luego de que, tras la mediática ruptura, el intérprete lanzara Cry Me a River, tema que supuestamente estaba dedicado a la Princesa del Pop, y en el que se exponía la presunta traición.

Ahora, más de 15 años después de la sonada separación y del tema musical, Justin ha revelado más detalles sobre el famoso idilio en su nuevo libro Hindsight: And All the Things I Can’t See in Front of Me. “Me han despreciado. He estado enojado. Los sentimientos que tenía eran tan fuertes que tuve que escribirlo”, reveló en las páginas de su publicación, aunque sin mencionar el nombre de Britney. “Traduje mis sentimientos a una forma en que las personas pudieran escuchar y, con suerte, relacionarme con ellos. La gente me escuchó y lo entendió porque todos hemos estado allí”, agregó en el libro, el cual se animó a escribir para hablar de su ascenso a la fama y de cómo se ha transformado como hombre y artista.

Sin embargo también abordó los momentos más dulces de su vida, como lo fue conocer a Jessica Biel, su actual esposa y madre de su hijo. “Cuando conocí a Jess, estábamos en una fiesta sorpresa en Hollywood, hice un comentario sarcástico y nadie se rió, excepto ella. No le pedí su número. No era el momento. Pero pensé en ella. El tiempo pasó“, confesó Timberlake. Pero volvieron a coincidir tiempo después en San Diego y el resto es historia, En 2012 se casaron tras cinco años de noviazgo, y tres años después le dieron la bienvenida a su hijo Silas.“Ella me cambió. Ella cambió mi vida”, aseguró.

Comparte:
Facebook
Twitter
deja tu comentario:
error: Content is protected !!