Jueza que cuida del caso de Britney puede ponerle fin a la tutela antes de lo pensado

El drama familiar de Britney Spears, cada vez más público, ha ganado un nuevo capítulo esta semana. El padre de la cantante, Jamie Spears, acudió al tribunal el jueves (13/6) para rendir testimonio en el proceso contra Sam Lutfi, manager de la cantante en 2007 y 2008 acusado de drogarla e incapacitarla. En el tribunal, el abogado de Sam presionó a Jamie sobre cómo era su relación con su hija antes de convertirse en su tutor en 2008. La respuesta fue: “nuestra relación siempre ha sido difícil”.

El abogado de Lufti presionó de nuevo y preguntó si era verdad que Jamie prácticamente no tenía ninguna relación con Britney antes de la tutela. En este momento, el abogado de la familia Spears interrumpió y dijo que la pregunta no tenía nada que ver con el proceso (los Spears piden la prolongación de orden de restricción contra Sam Lutfi). “Él intentó buscarme, pero quiero que deje a mi familia en paz. Él sigue llamando para ver si podemos ‘arreglar’ nuestra relación, pero lo que el Señor Lufti estaba haciendo no era una reparación. Él es un predador”, disparó el padre de la Princesa del Pop.

Todas las declaraciones fueron divulgadas por la revista US Weekly. Una fuente del vehículo afirma que Britney ha evolucionado mucho desde que salió de la clínica psiquiátrica, pero la mayor preocupación del padre es que el juez ponga fin prematuramente en la tutela. Él es el tutor de ella desde 2008, y Britney entró con una demanda judicial pidiendo tener control de su vida de nuevo. Todavía de acuerdo con la US Weekly, desde que Britney abrió el proceso en mayo, ella ganó algunos privilegios que no tenía antes. Jamie permitió, por ejemplo, que Britney tenga acceso total a sus cuentas en las redes sociales. Antes había una curaduría para protección de la cantante.

error: Content is protected !!
Site Protection is enabled by using WP Site Protector from Exattosoft.com