Este jueves (13) se produjo en Los Ángeles una acción ante el tribunal para decidir sobre el proceso contra Sam Lutfi, manager de Britney Spears, entre 2007 y 2008, acusado de drogarla e incapacitarla. El padre de la cantante, Jamie Spears, prestó testimonio, defendiéndose de la alegación que él no tenía proximidad con la hija antes de comenzar la tutela. Al final, la jueza de la Corte de Los Ángeles dio el veredicto de que Sam Lutfi tiene que permanecer lejos de Britney Spears por lo menos cinco años más.

La defensa de Sam alegó que Britney no está satisfecha con el control del padre. De acuerdo con US Weekly, desde que se abrió el proceso en mayo, Britney ganó algunos privilegios que no tenía antes. Jamie ha permitido, por ejemplo, que tenga acceso total a sus cuentas en las redes sociales. Antes había una curaduría para “protección de la cantante”.

Vale recordar que Sam Lutfi fue acusado de impulsar el movimiento #FreeBritney. Desde que la cantante fue internada en un hospital psiquiátrico, surgieron rumores de que estaba en esa situación contra su voluntad. Los fans quedaron muy preocupados, pero la propia Britney lo negó en su Instagram através de un video, acusando a su ex manager de tener actitud extorsiva, como textos despectivos y mensajes amenazadores para la familia.

Los abogados de Britney quieren “prevenir futuros daños y más traumas psicológicos”, como ellos mismos afirman.

Soy de Buenos Aires, Argentina, fan de Britney desde 2001, el amor incondicional que tengo hacia ella me hizo con que quiera compartir con todos ustedes un espacio único y confiable donde podamos disfrutar de su vida y carrera.

error: Content is protected !!
Site Protection is enabled by using WP Site Protector from Exattosoft.com