Un nuevo documental se centra en la vida y la carrera de Britney Spears, ofreciendo una visión poco común de aquellos en su círculo íntimo sobre su larga batalla por la tutela.

El sexto episodio de The New York Times Presents, titulado “Framing Britney Spears”, presenta entrevistas con personas de adentro, incluida la amiga de la familia y ex asistente de la Princesa del Pop, Felicia Culotta; la ejecutiva de marketing de Jive Records que ayudó a dar forma a su carrera, Kim Kaiman; varios periodistas y fotógrafos que han cubierto a Spears, de 39 años, a lo largo de los años; y abogados que participaron en la tutela.

El episodio de 75 minutos muestra a los espectadores la infancia de Britney, sus días en Star Search y The All-New Mickey Mouse Club, su carrera musical de gran éxito, sus relaciones románticas con Justin Timberlake y Kevin Federline, su colapso público a mitad de la década de 2000, su regreso y la pausa indefinida de trabajo en la que ha estado desde 2019, mientras lucha por el control de su vida y su dinero.

En febrero de 2008, el padre de Spears, Jamie Spears, fue nombrado curador de su persona y propiedad. Ha permanecido bajo la tutela ordenada por la corte desde entonces y rara vez habla de ello públicamente, aunque su abogado, Samuel D. Ingham III, le dijo a un juez en noviembre de 2020 que “le tiene miedo a su padre” y se niega a “trabajar mientras que el sea responsable de su carrera.

Aunque Britney solicitó ese mismo mes que Jamie, de 68 años, fuera removido de su patrimonio como conservador y reemplazado por un tercero, luego él mismo afirmó a CNN que estaban en “buenas condiciones” hasta agosto de 2020. Jamie ha argumentado que debería continuar sobre el caso, ya que había sido fundamental para salvar la vida y la carrera de Britney cuando estaba en su punto más bajo.

La madre de la cantante, Lynne Spears, es considerada una parte interesada en la tutela, aunque nunca desempeñó un papel formal como su exmarido. Lynne, de 65 años, indicó, sin embargo, que está del lado de Britney en términos de aliviar las restricciones. A través de la abogada de Storm, Gladstone Jones, dijo en una audiencia en noviembre de 2020 que “Lynne cree que ahora es el momento de empezar de cero, dadas las circunstancias de la solicitud de Britney [de retirar a Jamie]”.

En medio del drama, los fanáticos de Britney lanzaron la campaña #FreeBritney en las redes sociales para expresar su preocupación por las posibles injusticias en el caso. Ingham dijo en una demanda en septiembre de 2020 que “Britney agradece el apoyo de sus fans” mientras trata de “recuperar algo de autonomía personal” durante su tiempo fuera del centro de atención.

“Britney si es ‘capaz‘ de ser una mujer libre.” Hablando por primera vez en años, Culotta admite en el documental que “no sabía, y ni ahora entiendo para qué es la tutela”. Dicho esto, teniendo en cuenta la edad y los logros de Britney, su ex asistente dice que sabe “de primera mano [de lo que Britney es] capaz”.

Nancy Carson, la agente de talentos que ayudó a Britney a conseguir un papel en el Off-Broadway de Nueva York cuando era niña, recuerda haber visto a Jamie cerca de Britney mucho menos que a Lynne a principios de la década de 1990.

Jamie la visitaba de vez en cuando y estaba ansioso por ver que este momento valdría la pena para poder justificar el dinero que le estaba costando hacer eso”, dice Carson.

Mientras tanto, el ex ejecutivo de Jive, Kaiman, les dice a los espectadores que Lynne apoyó la carrera musical de Britney mientras Jamie aparentemente estaba ausente.

Su madre haría todo lo necesario, personalmente y por el bien de la familia, para que Britney fuera una estrella”, dice Kaiman. “Nunca hablé con su padre. Lo único que me dijo Jamie fue: ‘Mi hija va a ser tan rica que me va a comprar un barco’. Eso es todo lo que voy a decir sobre Jamie.”

Kevin Tancharoen, quien trabajó como bailarin de apoyo de Britney en el apogeo de su carrera, afirma en el documental que ella “definitivamente tuvo el control de muchas decisiones” durante la gira (The Onyx Hotel, 2004).

Esa idea de que Britney es una marioneta que simplemente se mueve y se le dice qué hacer es increíblemente inexacta”, dice. “Cuando estuve involucrado todos esos años, presentamos muchas ideas. Tendrían que gustarle y tendría que aprobarlos. Ella es muy creativa. Ella era la que sabía lo que quería hacer, y lo haría posible o haría que su gente lo haga por ella. Así fue como me contrataron porque ella le dijo a alguien: ‘No, quiero que él haga esto’. Y sucedió en una hora. Ella era la jefa.”

Britney no pudo elegir a su propio abogado.

Adam Streisand, un abogado especializado en tutelas y propiedades, le dice a los espectadores que conoció a Britney después de su hospitalización en 2008, cuando ella estaba buscando un abogado.

La primera pregunta que me hice fue, ‘¿Britney puede contratarme? ¿Tiene la capacidad de seguir mis consejos?’. Lo primero es que Britney pudo entender el juicio. [Ella dijo:] ‘Oye, entiendo lo que está pasando. Entiendo que no podré resistirme a esta tutela o evitar esta tutela. ‘Así que este es un juicio bastante sólido. Lo segundo que dijo fue: ‘No quiero que mi papá sea eñ conservador’. Esa fue su única petición. Quería un profesional o alguien independiente. … Britney no quería que su padre fuera el tutor de su persona, la persona que toma las decisiones sobre su atención médica, tratamiento, etc. Tampoco quería que él controlara sus finanzas.

Sin embargo, el juez en el caso terminó en desacuerdo con la afirmación de Streisand de que la artista pueda contratar a su propio abogado, por lo que no fue llevado al caso.

Pensé que no era la decisión correcta del juez”, dice Streisand, reconociendo que el juez había visto el informe médico de Britney y él no. “Sentí que, según mis interacciones con Britney, ella si era capaz”.

Britney se manifestará un día.

Al final del documental, Culotta dice que confía en que los fanáticos volverán a escuchar a Britney.

Sé que en algún momento contará su historia. Sé que lo hará”, dice. “Y estaré muy agradecida cuando llegue ese momento, que ella puede sentarse y … todo encajará en su lugar”.

El episodio producido por The New York Times tendrá 75 minutos de duración y será transmitido el próximo 5 de febrero por el canal norteamericano FX y por Hulu para streaming, en él personas cercanas a la cantante y abogados allegados a su tutela re evaluarán su carrera mientras que ella lucha contra su padre en tribunales por quién debe controlar su vida.

Soy de Buenos Aires, Argentina, fan de Britney desde 2001, el amor incondicional que tengo hacia ella me hizo con que quiera compartir con todos ustedes un espacio único y confiable donde podamos disfrutar de su vida y carrera.

error: Content is protected !!
Site Protection is enabled by using WP Site Protector from Exattosoft.com