El periodista de investigación Ronan Farrow ha publicado su investigación sobre la pesadilla de la tutela de Britney Spears en The New Yorker. El artículo es bastante largo, por ende, hemos intentando resumir y traducir solo la información nueva. Pueden leer el artículo completo en su idioma original en The New Yorker.

Sobre el equipo actual de Britney

Todos los jueves al mediodía, unas diez personas responsables de administrar los asuntos legales y comerciales, las relaciones públicas y las redes sociales de Spears se reunían para discutir ofertas de mercadería, solicitudes de licencias de canciones y publicaciones de Spears en Instagram y Twitter. (“Así es como funciona sin ella”, dijo un miembro del equipo.) Spears, según su administración, generalmente escribe las publicaciones y las envía a CrowdSurf, una compañía empleada para manejar sus redes sociales, que luego las carga. En raras ocasiones, las publicaciones que plantean cuestiones legales se han considerado demasiado delicadas para cargarlas. «Se supone que ella no debe discutir la tutela», dijo el miembro del equipo.

Llamada al 911

En la víspera de la audiencia, según una persona cercana a Spears y la policía en el condado de Ventura, California, donde vive, Spears llamó al 911 para reportarse como víctima de abuso de tutela. (Las llamadas de emergencia en California generalmente son accesibles al público, pero el condado, citando una investigación en curso, selló los registros de la llamada de Spears). Los miembros del equipo de Spears comenzaron a enviarse mensajes de texto frenéticamente. Estaban preocupados por lo que Spears podría decir al día siguiente, y discutieron cómo prepararse. En el tribunal el día 23, un abogado de la tutela instó al juez a despejar la sala del tribunal y sellar la transcripción del testimonio de Spears. Spears, llamando a la audiencia, se opuso.» Alguien ha hecho un buen trabajo explotando mi vida», dijo, y agregó: «Siento que debería ser una audiencia en audiencia pública; deberían escuchar y escuchar lo que tengo que decir». Luego, por primera vez en años, Spears habló por sí misma, sonando lúcida y furiosa, hablando tan rápido que el juez intervino repetidamente para decirle que disminuya la velocidad, para permitir una transcripción precisa. «Las personas que me hicieron esto no deberían escapar», dijo Spears. Dirigiéndose directamente al juez, agregó: “Señora, mi papá y cualquier persona involucrada en esta tutela, y mi administración, quienes jugaron un papel muy importante en castigarme cuando dije que no, señora, deberían estar en la cárcel. «

Los comentarios de Lynne Spears

En una conversación en junio, fue fastidiosamente educada ya que se negó a responder preguntas detalladas sobre el caso. Habló en un susurro y se disculpó porque podría tener que colgar abruptamente si otros miembros de la familia entraban y la encontraban hablando con un periodista. «Tengo sentimientos encontrados sobre todo», dijo. «No se que pensar… Es mucho dolor, mucha preocupación». Añadió, un poco irónica: «Estoy bien. Soy buena para desviarme».

La noche de Enero del 2008

A principios de enero de 2008, cuando terminó la visita con sus hijos, Spears comenzó a llorar. “Solo quiero tener a mis hijos conmigo”, dijo. «¿Por qué se tienen que ir?» Había llegado un guardaespaldas para llevar a los niños a la casa de Federline. Cada minuto extra con ellos la ponía en violación del acuerdo de custodia: podía entregar a los niños en ese momento o renunciar al derecho de verlos más tarde. Finalmente, entregó a Preston al guardaespaldas, pero fue al baño con Jayden y se negó a salir. Según Lutfi, el abogado de Federline llamó a la policía y al departamento de bomberos, que a su vez llamaron a una ambulancia. Los equipos de noticias se reunieron fuera de la casa, y los presentadores informaron en vivo sobre el enfrentamiento. Cuatro helicópteros sobrevolaron el cielo. Lutfi llegó y encontró la casa llena de policías y bomberos empuñando hachas. “Parecía la escena de un crimen”, recordó. “Empujé a todos y abrí la puerta del baño; era ridículo; las cerraduras de esa puerta ni siquiera funcionaban, y allí estaba ella, de pie, paseando, sosteniendo al bebé dormido. Estaba vestida para salir por la noche, en Louboutins. La ducha estaba corriendo. Podías ver la luz llenando el baño de los helicópteros. Le dije que tenía que dejar ir a Jayden y, cuando estaba a punto de entregarme al niño, los bomberos exageraron todo. Cogen a Britney, traen una camilla y la amarran. Ella no dijo nada. Ella solo me estaba mirando, mirándome». Más tarde se le dijo a Lutfi que se trataba de un “5150”, un código psiquiátrico de emergencia, en el que una persona que tiene un episodio de salud mental puede ser hospitalizada involuntariamente. Los paparazzi rodearon la ambulancia y la siguieron hasta el hospital Cedars-Sinai.

Las declaraciones de Jacqueline Butcher, amiga de la familia

Jacqueline Butcher es amiga de la familia. Butcher, quien se había hecho amigo de Lynne Spears a través de la industria del entretenimiento, pasó casi una década muy cerca de la familia antes, durante y después de la creación de la tutela.

Menos de dos meses después del segundo 5150 y establecimiento de la tutela, Spears grabó una aparición especial en la comedia «How I Met Your Mother». Públicamente, su regreso ya había comenzado, y había estado en proceso prácticamente desde el principio. Butcher recuerda estar sentada en la oficina en casa de Spears uno de los primeros días después de que le dieron de alta del hospital. Butcher, Lynne y Jamie Spears estaban en el suelo, Spears de rodillas; Jamie estaba sentado en un escritorio. Un televisor de pantalla plana estaba sonando cerca. “Jamie dijo: ‘Cariño’”, recordó Butcher, “y pensé que iba a decir: ‘Te amamos, pero necesitas ayuda’. Pero lo que dijo fue ‘Estás gorda. Papá te pondrá a dieta y te pondrá un entrenador, y te pondrás en forma'». Butcher se sintió mal. Jamie señaló el televisor y dijo: “¿Ves ese televisor de allí? ¿Sabes lo que va a decir en ocho semanas? Esa serás tú y ellos dirán: ‘Ella ha vuelto'».

En las siguientes semanas, Jamie agotó a Spears. “Él la enfrentaba, saliva salía volando, diciéndole que era una puta y una madre terrible”, dijo Butcher. A Spears le dijeron que podía volver a ver a sus hijos solo si cooperaba. «Lynne le decía, ‘Obedece a papá y te dejarán salir'», agregó Butcher. Spears se portó bien y recuperó un acceso limitado a sus hijos. Pero Jamie se deshizo de cualquier persona cercana a su hija. El ama de llaves que trabajó para Spears durante la disputa por la custodia recuerda que la despidieron en ese momento. «Cualquiera que trabaje para ella de ahora en adelante pasa por mí», le dijo Jamie. Cuando Spears llamó al ama de llaves unos días después y le pidió que regresara, las dos lloraron juntas por teléfono. «Te amo y también te extraño», recuerda haber dicho la ama de llaves, «pero tu papá me dijo que no puedo trabajar para ti». Después de eso, dijo, Jamie le dijo que no aceptara las llamadas de Spears. Spears volvió al estudio para grabar su sexto álbum, «Circus». Las pruebas de drogas fueron obligatorias en los contratos de los bailarines que fueron contratados para su próxima gira.

Declaraciones de Andrew Gallery, director de contenidos de For the Record

Gallery, el fotógrafo, quien fue su director de contenido y trabajó en el documental Britney: For the Record para el regreso de Spears, dijo: “¿Sabes cómo vas de excursión y llegas a la cima de la montaña, y tienes este momento de claridad? Britney siempre estaba al pie de la montaña, rodeada de guardias de seguridad, todo este caos». Pero, en ocasiones, las cosas se calmaban. “Teníamos estas charlas y ella siempre decía: ‘Quiero casarme de nuevo. Quiero tener un marido. Quiero tener más hijos’”. En ese momento, dijo Gallery, no parecía que nadie imaginara que la tutela sería un arreglo a largo plazo. Se hizo permanente en octubre de 2008.

Durante las vacaciones, Spears y Gallery estaban fumando cigarrillos fuera de una cena cuando Spears le entregó una carta escrita a mano en papel rayado, que contaba su historia en tercera persona y le preguntaba si podía leerla en la televisión. Le había estado pidiendo a Gallery que la ayudara a encontrar otro abogado. “Le mintieron y le tendieron una trampa”, decía la carta. «Se llevaron a sus hijos y ella se salió de control, como lo haría cualquier madre en esas circunstancias». Spears escribió que ella «no tenía derechos» y que la tutela continuaría «mientras se le pague a la gente». Gallery le dijo: «Mira, leeré esto en la televisión, pero sabes que me eliminarán de tu vida de inmediato». Le pidió que aguardara durante un par de días. «Entonces, de repente», dijo, «todos los abogados del equipo me llaman y me exigen que entre y entregue esta carta». Le entregó la carta a los abogados y poco después, dijo, fue expulsado de su empleo. (Gallery leyó una copia de la carta en TikTok el año pasado). Recordó que se comunicó con uno de los gerentes de Spears unos años más tarde, para ver si Spears podía darle una recomendación para su solicitud para la escuela de posgrado. Dijo que el gerente se negó, diciéndole que cualquier documento de ese tipo serviría como prueba de que Spears estaba en su sano juicio.

Declaraciones de Kim Vo, ex-estilista de Britney

Muchos de los antiguos amigos y empleados de Spears llegaron a aceptar que ella había entrado en una nueva fase más aislada. Siempre había cambiado su número de teléfono con frecuencia; ahora dejó de llamar a la gente. Se había comprometido con su agente en William Morris Endeavour, Jason Trawick, pero se separaron a principios de 2013. «He visto algunos novios con ella», dijo Vo, quien dejó de peinar a Spears alrededor de 2012. “Cada vez que se acercan, desaparecen. Cada vez que se acerca a alguien que podría cambiar su vida, se toman decisiones: «te estás acercando demasiado»». Spears comenzó a actuar en Las Vegas; el contrato pagaba trescientos mil dólares por noche y requería que ella permaneciera bajo la tutela. Por lo general, entraba y salía en avión para cada actuación, para asegurarse de que su nuevo trabajo no interrumpiera la vida de sus hijos. «Me entristece», dijo un ex estilista de Spears. «Todos seguimos siendo amigos, pero la única que falta es ella».

Acciones tomadas luego de la audiencia de Britney

Menos de una semana después de la declaración de Spears en la corte, los abogados de Jamie presentaron un expediente que imputaba la infelicidad de Spears a Jodi Montgomery, quien se ha desempeñado como tutelar de la persona de Spears desde septiembre de 2019, y a quien Ingham ha solicitado ser nombrada permanentemente. Sugirieron que, tal vez, Spears no tenía suficiente voz en el asunto del nombramiento de Montgomery. En otra presentación, los abogados de Jamie solicitaron una investigación sobre la veracidad de la declaración de Spears en el tribunal.

Traducción & Adaptación: Britney Online

Soy de Buenos Aires, Argentina, fan de Britney desde 2001, el amor incondicional que tengo hacia ella me hizo con que quiera compartir con todos ustedes un espacio único y confiable donde podamos disfrutar de su vida y carrera.

error: Content is protected !!
Site Protection is enabled by using WP Site Protector from Exattosoft.com