Luego de que Jamie Lynn, hermana de Britney Spears, asegurara que ella es la única que no se ha beneficiado de la fortuna de su hermana, los medios estadounidenses publicaron que la joven miente, ya que su departamento en Florida lo habría comprado la cantante.

En una publicación que realizó The Sun, se dijo que Britney habría pagado un millón de dólares por el departamento en el que vive su hermana menor, en  Destin, Florida, y supuestamente lo pagó con el fideicomiso con el que cuenta desde 2008.

Dicho fideicomiso es administrado por el padre de la intérprete de “Overprotected”, y según los informes publicados, tanto el condominio de Jamie Lynn como la LLC figuran como propiedades de Britney en las presentaciones de tutela de 2009, a pesar de que Jamie Lynn sugirió anteriormente que la casa era suya.

En un tuit de 2015, resurgido recientemente por la cuenta de fans de Britney, “Swat Team para BJS”, Jamie Lynn presumía: “Tenemos un condominio en Destin, Florida y es la mejor escapada”.

La hermana de la Princesa del Pop también alardeó la propiedad en una entrevista que le hicieron en 2016, en CMT, donde admitió que tenían un gran condominio en Destin, donde podía recibir a todos sus amigos y realizar pijamadas.

“Estamos bastante bendecidos con un gran condominio. Pueden dormir unas diez personas. Desayunamos todos juntos, planeo una gran cena y tenemos un espacio en la playa. Y cuando escribimos, no hay presión ni línea de tiempo, por lo que las canciones simplemente se caen. Es difícil llamar a eso trabajo”, había declarado la también cantante.

JAMIE LYNN NO TIENE PROPIEDADES EN DESTIN, FLORIDA

The Sun destacó que tras una investigación que realizaron, descubrieron que Jamie Lynn no cuenta con ninguna propiedad a su nombre en Destin, Florida, así que al condominio que se refería es el que pagó su hermana.

La información surgió luego de que la semana pasada, Jamie Lynn publicara que lanzará un libro biográfico en el que se enfocará en cómo ha vivido bajo la sombra de su hermana.

El anuncio hizo explotar a Britney, quien en sus redes sociales le advirtió a la actriz, de 30 años de edad, que no publicara cosas de su vida cuando ni siquiera la apoyó cuando más la necesitaba en la lucha por su tutela en contra de su padre, ni haberla defendido en estos 13 años de estar “atada de manos”.

Soy de Buenos Aires, Argentina, fan de Britney desde 2001, el amor incondicional que tengo hacia ella me hizo con que quiera compartir con todos ustedes un espacio único y confiable donde podamos disfrutar de su vida y carrera.

error: Content is protected !!
Site Protection is enabled by using WP Site Protector from Exattosoft.com