La madre de Britney Spears cuenta todo sobre la difícil relación de la cantante con su padre Jamie Spears.

Lynne Spears presentó una declaración reveladora en apoyo de Britney junto con la solicitud legal de la estrella pop de destituir a Jamie como tutor de su patrimonio, según documentos del 26 de julio obtenidos por E! News. Ella respaldó oficialmente la solicitud de Britney de retirar a Jamie, diciendo que testificaría si la llaman como testigo.

“Me involucré en esta tutela durante lo que llamaré una ‘época de crisis’ que comenzó a fines de 2018 y continuó en 2019”, comentó Lynne. Ella dice que se involucró porque no creía que la tutela fuera lo mejor para Britney y todavía no lo cree.

Lynne afirma que Jamie tenía “control absoluto” sobre el dinero y las decisiones de atención médica de Britney debido a la tutela, que se estableció en 2008 (Jamie y Lynne se divorciaron en 2002 después de 27 años de matrimonio).

En los últimos 13 años, la relación entre Britney, de 39 años, y Jamie, de 69, ha cambiado drásticamente, según la declaración de Lynne.

Los sentimientos de Britney hacia su padre “se han reducido a nada más que miedo y odio” hacia él debido a su “control total” sobre ella, escribe Lynne. Ella da una idea de “la desconfianza de él hacia ella, su coacción hacia ella, su ‘trueque’ con ella sobre lo que ella puede y no puede hacer por cualquier recompensa o castigo que él esté dispuesto a imponer, sus constantes amenazas y su toma de decisiones sobre todos los aspectos de su vida”.

Ella continuó detallando que lo que dice fue el punto de ruptura en su relación fracturada. Lynne afirma, “De las acciones que solidificaron el fracaso de la relación de mi hija y el Sr. Spears, el altercado físico entre el Sr. Spears y los hijos menores [de Britney], mis nietos, fue quizás el más espantoso e inexcusable, y comprensiblemente destruyó lo que quedaba de una relación entre ellos”.

Aparentemente ella se refería a un incidente en septiembre de 2019, cuando el exmarido de Britney, Kevin Federline, acusó a Jamie de agredir del hijo de la pareja, Sean Federline, que entonces tenía 13 años. En ese momento, una fuente cercana a la situación le dijo a E! News que hubo un altercado físico en la casa de Jamie. Él no enfrentó cargos criminales, ya que la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Ventura retiró la investigación. Sin embargo, Kevin obtuvo una orden de restricción contra el abuelo de sus hijos.

En la presentación judicial de Lynne el 26 de julio, dice que Jamie “ejerció un control absolutamente microscópico” sobre Britney. Supuestamente confió en miembros del personal de su casa, asistentes médicos en su casa y su propio equipo de seguridad para “informarle” y “reportarle todos y cada uno de los detalles de cada acción que tiene lugar” dentro de la casa y la vida de Brit. “Tal escrutinio es agotador y aterrador, como vivir bajo custodia”, dice Lynne.

Lynne también ha estado preocupada por la atención médica de Britney. Hace unos dos años, Jamie presuntamente contrató a un “médico de mejora deportiva”, a quien Lynne llama psiquiatra. El médico le recetó a Britney un medicamento que la artista de Toxic no quería tomar y que Lynne consideró “totalmente inapropiado”, dice en la presentación.

“Vi a mi hija ser obligada por ese médico, con el conocimiento y aliento del señor Spears, a ingresar a un centro de salud al que no quería ingresar, donde la amenazaron con castigarla si no se quedaba para recibir tratamiento médico no quería aguantar”, escribe Lynne.

Ella afirma que Jamie es “incapaz de anteponer los intereses de mi hija a los suyos, tanto a nivel profesional como personal”. Por eso, que él permanezca como tutor de su patrimonio de 57 millones de dólares “no es lo mejor para mi hija”.

Britney ha testificado que su padre “está arruinando mi vida” y quiere que acusarlo de abuso de tutela.

Jamie, por su parte, ha pedido a la corte que investigue los reclamos de su hija porque está “preocupado” por ella, según una petición que presentó en junio. Su abogada le dijo al juez el mes pasado que Jamie “lamenta ver a su hija sufrir y en tanto dolor”.

E! News se ha puesto en contacto con su abogada para recibir comentarios sobre las presentaciones judiciales de Britney del 26 de julio.

Esta semana, el abogado de Britney no solo presentó una solicitud formal para remover a Jamie de su puesto, sino que también reveló la decisión de la ganadora del Grammy de reemplazarlo. Britney nominó al fiduciario profesional y contador público certificado Jason Rubin para intervenir como tutor de su patrimonio, según la petición obtenida por E! News.

Soy de Buenos Aires, Argentina, fan de Britney desde 2001, el amor incondicional que tengo hacia ella me hizo con que quiera compartir con todos ustedes un espacio único y confiable donde podamos disfrutar de su vida y carrera.

error: Content is protected !!
Site Protection is enabled by using WP Site Protector from Exattosoft.com