El controvertido exmánager de Britney Spears, Sam Lutfi, publicó una serie de antiguos mensajes de voz de la superestrella del pop, que demuestran que ha estado luchando para terminar con su tutela legal durante más de una década.

Page Six reportó que Lutfi, de 46 años, le dijo a la publicación que “los ha filtrado en el pasado”, pero que los ha vuelto a subir a su cuenta de Instagram para atraer atención sobre la causa de la cantante, aprovechando el reciente aumento del movimiento #FreeBritney.

“Fueron todos dejados en mi teléfono”, dijo Lutfi, quien afirmó haber sido mánager de Spears de 2007 a 2008.

El exconfidente de Spears, a quien la familia de la cantante culpaba anteriormente por su colapso en 2007, dividió los mensajes en cuatro publicaciones separadas en Instagram.

El primer video presentaba una imagen nunca vista de Spears, ahora de 39 años, cargando a su hijo Sean Preston. Se puede escuchar a la cantante “sobreprotegida” decir en el audio: “Quiero salirme de esta tutela”.

El mensaje de 2009 continúa: “Mi tutor me ha chantajeado con las visitas a mis bebés. Estoy confinada, restringida y despojada de mis derechos civiles. Y exijo al estado de California que revise este caso porque siento que [todo esto] es ilegal. Adiós”.

En un segundo video, que mostraba otra foto antigua de Spears y sus dos hijos, Preston y Jayden James, el mensaje “¡Oops! … I Did It Again” se puede escuchar a la cantante alegando que su padre, Jamie Spears, amenazó con llevarse a sus hijos.

Lutfi dijo que la imagen fue tomada por él y que el audio era de unos meses después de la primera llamada que compartió. Este audio había circulado previamente en las redes sociales.

“Vuelvo a llamar solo para asegurarme de que, durante el proceso de eliminación de la tutela, [se sepa] que mi padre me ha amenazado varias veces, ya sabes, se llevará a mis hijos”, dijo. “Solo quiero tener la garantía de que todo estará bien con el proceso y que ustedes se están ocupando de todo, que las cosas seguirán igual en lo que respecta a mi tiempo de custodia”.

En el tercer video — que Lutfi escribió en la leyenda que probablemente fuera también de 2009 — Britney solicitó un nuevo abogado. A principios de este mes, finalmente consiguió un nuevo abogado, Mathew Rosengart, pero esto muestra que había estado luchando para destituir al abogado que se le había designado por parte de la corte, Samuel D. Ingham III, durante algún tiempo.

“Quiero que Jon Eardley y John Patterson me representen como abogados designados por la corte en mi mejor interés y mis mejores deseos”, dijo el cantante de Toxic en este clip.

En mayo de 2008, un tribunal de California denegó la oferta de Eardley de impugnar a Jamie Spears, ahora de 69 años, como tutor de la persona y el patrimonio de Britney.

Britney recibió una orden de restricción contra Lutfi en febrero de 2008, el mismo día en que comenzó su tutela. Recibió una segunda orden en enero de 2009 contra Lutfi, Eardley y su ex novio paparazzo Adnan Ghalib.

En el video final que Lutfi compartió en su cuenta de Instagram, se puede escuchar a Britney diciendo que está “sana de mente y cuerpo” y que quería que Eardley la representara.

“Estoy detenida contra mi voluntad”, también alegó. “No puedo ejercer mis derechos constitucionales”.

En el pie de foto, Lutfi afirmó: “Nunca hubo nadie dentro [de su círculo] que la pudiera ayudar. Estas llamadas son a mi teléfono, estas llamadas me costaron una tonelada de dinero en la corte, empañaron aun más mi nombre pero también destrozaron mi alma, no tenía idea de a dónde acudir, nadie estaba escuchando, a nadie parecía importarle”.

Añadió: “No puedo creer que nada haya cambiado. Nunca recuperará esos años, a sus hijos les robaron una gran parte de la historia con su madre”.

Desde el 23 de junio, Britney finalmente ha estado expresando públicamente las mismas preocupaciones que reveló a los tribunales a puerta cerrada hace 13 años.

En dos audiencias recientes, criticó a sus tutores legales, calificándolos de “abusivos” y solicitó que se terminara el acuerdo forzado de una vez por todas.

Su abogado, Rosengart, ha dicho que está luchando para cumplir los deseos de sus clientes. La próxima cita en la corte está programada para el 29 de septiembre.

Lutfi le dijo a Page Six: “Mathew ha sido notificado de que estoy disponible para lo que necesite”.

Esa oferta puede ser difícil de cumplir, ya que en junio de 2019, Lutfi recibió otra orden de restricción que le impide tener contacto con Britney o su familia durante cinco años.

Soy de Buenos Aires, Argentina, fan de Britney desde 2001, el amor incondicional que tengo hacia ella me hizo con que quiera compartir con todos ustedes un espacio único y confiable donde podamos disfrutar de su vida y carrera.

error: Content is protected !!
Site Protection is enabled by using WP Site Protector from Exattosoft.com