En pocas horas nada más se estrenará en Netflix el nuevo documental sobre la tutela de Britney Spears, Britney Vs Spears, la producción, que cuenta con 93 minutos de duración, fue dirigida por Erin Lee Car.

Pasaron 13 años desde que Britney perdió control personal, financiero y profesional de ella misma y existe un orden de acontecimientos que sirven para entender el tema de forma objetiva antes de ver el documental:

1) Britney Spears vivió un momento de estrés generado por dos embarazos (2005 y 2006), un divorció en 2007 y la presión de sus empresas multimillonarias, manejado como un erróneo desbalance mental.

2) A inicios de 2008 se hizo un diagnóstico falso, pero positivo para los medios, sobre una hospitalización de la artista. Un momento en el que estaba siendo engañada y manipulada por su círculo cercano.

3) La única solución “legal” al tema para poder salir del centro médico, pero que la llevaría a vivir una vida controlada: una tutela en donde se apuntó a su padre como responsable.

4) El fácil acceso a ese control llevó a una extensa red de tratos anticonstitucionales de la vida privada y personal de Britney Spears, obligándola a aceptar esas condiciones con las amenazas de quitarle la custodia de sus dos hijos.

5) En 2008, la primera forma de manipulación sobre la verdad detrás de todo es escondida en el documental de MTV titulado Britney: For The Record, donde justifican todo lo ocurrido al abuso mediático, ocasionado por paparazzis, sin mención per se de la tutela. Y la cortina que oculta todo, continúa: Britney en gira, en el estudio de grabación, dando shows por cuatro años seguidos en Las Vegas, entre muchas otras obligaciones profesionales, fueron la máscara perfecta para creer que todo estaba “bien”.

6) En inicios de 2019, después de cancelar un segundo show en Las Vegas, Britney Spears desapareció de redes sociales por tres meses. Su Britney Army (fanbase) logró localizarla en un centro de rehabilitación, después verificado que estuvo ahí en contra de su voluntad. Y que globalizó el hashtag #FreeBritney.

7) El hashtag llevó a que los fans buscaran apoyo legal para entender los documentos de orden público sobre el caso de Britney y se volvieron sus voceros con el movimiento FreeBritney.

8) En febrero de 2021, un documentalque llevó a todo el mundo el caso de Britney llegó como un eye-opener para muchos, y con el respaldo de The New York Times, Framing Britney Spearsexpuso el tema desde el inicio, con gente cercana a la carrera de Spears y expertos legales para entender el tema de raíz.

9) El 23 de junio de 2021, 13 años después, Britney peticiona hablar ante la corte y la audiencia se hace pública, ella misma dice estar “traumatizada, enojada y cansada” por más de 20 minutos sobre su petición de terminar la tutela y “recuperar mi vida”.

10) Britney misma dijo que ella no estaba enterada de poder solicitar la terminación de la tutela, algo que habla más sobre el control que tenían sobre ella… sin acceso al mundo real, a un celular, a un iPad, a internet.

11) Aún con las pruebas y la petición hecha por ella misma, nada cambió, Britney continúa bajo la tutela.

12) Una segunda audiencia, el 14 de julio de 2021, se otorgó el derecho constitucional de elegir y contratar a su propio abogado, Matthew Rosengart, quien ayudaría a reunir todos los documentos necesarios que servirían como pruebas de los abusos y desvíos financieros que ha sufrido Britney durante más de una década.

De qué tratará el documental Britney Vs. Spears:

Para los que están enterados del tema, ya no será nada nuevo (por lo menos hasta ahora). Mostrará una recapitulación de lo que hemos visto desde hace años, pero hay algo muy importante en todo esto: Al estar respaldado por Netflix, agranda y valida cada segundo de él. Britney Vs. Spears explicará detalladamente todo lo que hemos hablado hasta hoy, y esto es lo que sabemos un día antes de su estreno:

• No habrá footage del periodo abusivo mediático de la imagen de Britney de todo 2007 y 2008, una época en la que los paparazzi buscaban destruir la imagen de Britney y que manipuló su vida personal para dar entrada, a un cierto punto, a este caso legal.

• Se hizo la petición de una participación por parte de Britney en él, sin una respuesta favorable del documental, ya que ella ha mencionado en su redes sociales que está en contra de este tipo de filmes.

• Este documental hará que un público más extenso entienda el abuso ilegal que se hizo contra Britney y cómo fue despojada de todo tipo de derecho humano y constitucional (desde manejar, pintarse las uñas, hasta casarse, votar, gozar de su patrimonio o elegir su propio abogado defensor).

• La directora es Erin Lee Carr, cuenta con documentales de investigación en Netflix y HBO (como “Mommy Dead and Dearest”, “How To Fix a Drug Scandal”, “Dirty Money”, entre otros).

• Erin comunicó al LA Times que ella “no quiere ser una entrometida más en la vida personal de Britney… ella busca libertard y por eso tratará el tema legal de la tutela”.

• Sarah Gibson es la productora, conocida por producir 10 documentales sobre justicia social.

• Felicia Culotta, ex asistente de Britney y la persona que la vio formarse desde el día uno como la pop star que es hoy, hablará. Anteriormente, fue una de las voces que dieron validez, dentro de su fanbase, al documental de The New York Times, Framing Britney Spears

• Dr. James Spar, el doctor que supuestamente trató a Britney Spears y asignó el diagnostico (falso) es parte de las personas que darán testimonio en el documental y uno de los causantes principales de juzgar el estado de Britney.

• Sam Asghari, su prometido, comentó en el post del tráiler en la cuenta oficial de Netflix lo siguiente: “espero que las ganancias de estos documentales vaya directo a la lucha contra injusticias #FreeBritney”.

Britney Vs. Spears será mañana, 28 de septiembre, un día antes de la audiencia más importante en el caso de Britney, una que apunta a que se otorgará la terminación de la tutela.

• Andrew Gallery, director del documental de 2008 de MTV, Britney: For The Record, también dará su testimonio, y probablemente hable de la carta que Britney le dio a escondidas durante el rodaje del filme en donde habla del abuso que se está cometiendo (sólo meses de estar bajo la tutela).

El punto que cambiaría por completo el caso, sería que este nuevo documental hablará de nombres de los doctores y equipo legal (abogados y jueza) que autorizaron que esta tutela ilegal se llevara a cabo y que, sin algún registro o diagnóstico médico se dudara de la capacidad mental de una persona para poder hacerse cargo de su vida en todos sentidos.

Independientemente del giro que dé el documental, tendremos que verlo con ojos objetivos, y entender a separar que es un tema de investigación que se usará como un claro ejemplo de cómo existen personas que son abusadas y que han sido despojadas de sus derechos humanos. Britney Spears es una voz importante para elevar ese caso en Estados Unidos, a entender mejor el caso de tutelas por el público general y a que se generaran peticiones para una reestructuración en materia legal sobre el uso correcto y benéfico de las tutelas. Así que, Netflix puede ser la plataforma correcta para exponer eso.

Soy de Buenos Aires, Argentina, fan de Britney desde 2001, el amor incondicional que tengo hacia ella me hizo con que quiera compartir con todos ustedes un espacio único y confiable donde podamos disfrutar de su vida y carrera.

error: Content is protected !!
Site Protection is enabled by using WP Site Protector from Exattosoft.com