Categoría: "Especiales"

Años después el tema ‘Lucky’ de Britney Spears cobra más fuerza sobre la historia que teje el video y es que los fanáticos lo ven como un grito de auxilio.

El tema ‘Lucky’ de Britney Spears se desprende de su segunda producción discográfica titulada ‘Oops!…I Did It Again’. Este se convirtió en uno de los más grandes éxitos de esa producción.

Pero al llegar el momento del video muchos vieron a la cantante personificando a una estrella muy peculiar. Triste, encerrada en su mundo y consumida por el agobio de la fama y la gente. Ella era vista en silencio por la intérprete de ‘Crazy’.

Muchos aseguran que parte de lo que dice la letra no era nada más que un presagio de lo que ahora vive Britney. Y es que tras todo lo sucedido y por cada una de las cosas que ha pasado definitivamente… duele.

Traducida al español una de las estrofas de la letra dice “Ella es tan afortunada, ella es una estrella, pero ella llora, llora, llora. Con su corazón solitario, pensando, si no falta algo en su vida. Entonces, ¿por qué estas lágrimas vienen en la noche?”.

La letra además habla de las presiones ante el público, de cómo debe perfectamente lucir y con una sonrisa para poder conquistar, pero todos ignoran lo que siente su corazón en realidad.

Los mensajes en ‘Lucky’ de Britney Spears

Por lo que no hay duda de que en definitiva el personaje ‘Lucky’ no era otra más que Britney y que la letra del tema ahora parece el soundtrack de su actual situación legal. Muchos de los fanáticos han visitado la plataforma de la cantante en YouTube y han dejado mensaje de apoyo.

Específicamente en la publicación de este video donde han escrito palabras como como: “Esta canción es lo primero que pensé cuando escuché su testimonio. Literalmente me hizo llorar al escuchar lo que ella ha pasado. Estoy orando por ti. que tengas paz y felicidad.”

“Literalmente lloré por esta canción, además de Stronger, y Overprotected. Necesitamos orar por ella. Ella merece libertad y derechos para vivir su vida. Haga lo que quiera y persiga a su propia familia que se merece. #FreeBritney”, es otro de los mensajes de apoyo.

Continuando y adelantándonos con la celebración de los 20 años del lanzamiento del álbum ‘Britney’ (que será en noviembre) y el 4 aniversario de nuestro site, te traemos en exclusiva la performance de I’m A Slave 4 U y la entrevista de Britney Spears en el programa The Rosie O’Donnell Show, en 2001, después de su icónica presentación en los MTV Video Music Awards.

Ambos videos se encuentran restaurados en HD y la calidad es superior a ediciones anteriores ya vistas. Esta vez, tenemos ambos archivos colgados en nuestro canal de YouTube y también para download, por tiempo limitado!

Descarga los videos aquí

Una lista con las 10 razones por las que jamás podremos (ni querremos) olvidar el nombre de Britney Spears.

Britney Spears creó una fórmula que se ha replicado muchas veces… pero sin el mismo resultado. A lo largo de su carrera de casi 23 años, ha entregado momentos que nos han dejado sin palabras, por supuesto que iniciamos con el que entregó junto al tema “..Baby One More Time”, el éxito líder que logró algo que ni ella misma ha podido superar. Spears será por siempre una fantasía de todos, por eso repasamos esos momentos cronológicamente.

1. EL UNIFORME

Lógico, el universo Spears inició en una escuela a los 16 años, en 1998, con ese look de Lolita perfecto: uniforme de colegiala, calceta alta, coletas, una imagen que sigue siendo la fantasía de todos (y de toda popstar)… inolvidable e inigualable, hay que ser honestos. No por nada fue el primer sencillo y disco número uno de Britney, en enero de 1999.

2. EL TRAJE DE LÁTEX

Fantasía tras fantasía, parte de la excelente labor de una niña del pop de 18 años, es entregar cosas únicas y fuera de este mundo. El traje rojo del video que representa el 2000, “Oops!…I Did It Again”. Látex, Marte y Spears: la combinación perfecta para romper todo tipo de récords en ese año y la fórmula para pasar al nuevo milenio.

3. OOPS… EL “STRIPTEASE”

Britney Spears de sólo 19 años entregó una de las primeras presentaciones que la posicionaría en la cima de todo: los premios de MTV Video Music Awards del 2000 fueron el spot y la cantante se encargó del resto que forma parte de la historia, un semi striptease con ella sola sobre el escenario (¿o había más gente?) acompañado de un medley con el cover de “(I Can’t Get No) Satisfaction” y su fresh-out-of-the-oven “Oops!…I Did It Again”.

4. BANANA, LA SERPIENTE

En 2001, los VMA se convirtieron en el espacio global para poder presentar música nueva, “I’m A Slave 4 U”, la canción más, más sexy de Spears llegó al escenario de los VMA con una serpiente pitón albina, un león y decenas de bailarines (da click aquí, porque tiene su propia nota), antes de entregar el video más hot de su época. Y bueno, si googleas “sex symbol” o “popstar” ésta es una de las primeras referencias que vas a encontrar.

5. EL BESO

Antes de entregar su cuarto álbum, In The ZoneBritney y Madonna se dieron el icónico beso sobre, sí, el escenario de los VMA en el 2003, donde Spears era una de las novias interpretando “Like A Virgin” y Madonna, con “Hollywood”, era el novio que lógicamente tenía que plantar ese beso tan simbólico de los premios, y dio un arranque muy acertado a su disco del mismo año.

6. TOXIC

“Toxic, Toxic, Toxic”… ¿decimos más? El desnudo (no es un traje). El único suertudo en entrar al cuarto en el que Britney estaba llena de cristales pegados en su cuerpo fue Joseph Kahn, el director del video. Además, ésta le dio su primer, y único, Grammy por Mejor Canción Dance en 2004. El tema representa un gran milestone en su carrera.

7. ARTISTA DEL MILENIO

Britney Spears recibió el Premio Millennium en los Billboard Music Awards 2016. El Premio Millennium de Billboard reconoce los logros destacados y la influencia de un artista en la industria de la música. En ediciones anteriores, el premio fue otorgado a, por ejemplo, Beyoncé en 2011 y Whitney Houston en 2012. Esa noche Spears también interpretó un medley de sus grandes hits durante la gala.

8. LA FRASE ICÓNICA

It’s Britney, bitch, la frase que inicia su single “Gimme More” de 2007 dio la vuelta a todo el mundo. Su disco Blackout llegó al número 2 de la lista de Billboard 200 sin publicidad alguna y ha sido calificado como uno de los mejores del repertorio de Britney Spears. La frase creó controversia con varios raperos a los que censuraban la palabra “bitch” en sus canciones y que era empleada como insulto, pero para Britney, se convirtió en su frase más icónica y usada en todo lo que la relaciona.

9. EL COMEBACK CON MÁS #1

Después de todo lo malo, viene lo mejor… en 2008, meses después de ingresar a una clínica de rehabilitación en ambulancia, Spears logró su segundo sencillo número uno en Estados Unidos: “Womanizer” del sexto álbum Circus (su cuarto en debutar en el número uno), con Spears dentro de un cuarto de vapor. Un tour internacional sold-out y con un escenario de 360º en casi 100 fechas. En 2009 entregó el tema sexy “3” llegando también al número uno, seguido de su séptimo álbum Femme Fatale (el sexto álbum número uno) con su cuarto sencillo número uno: “Hold It Against Me”, ambos en 2011, y ese mismo año su quinto (y último hasta la fecha) número uno: “S&M” con Rihanna.

10. REINA DE VEGAS

La primera residencia de Spears en la ciudad del entretenimiento fue su casa de 2013 a 2017 con Britney: Piece Of Me. Cuatro años en los que la gente la colocó, sí o sí, como la mejor artista femenina de su generación y que cada noche, fue una fiesta llena con más de 20 éxitos. Uno de los shows más exitosos y mediáticos de la historia de Las Vegas, porque bueno, It’s Britney, bitch.

Creemos que la Princesa del pop tiene algunas joyas ocultas entre su discografía. Te decimos a cuáles nos referimos.

Han pasado casi 23 años desde que Britney Spears, la pequeña que se dio a conocer en The Mickey Mouse Club saltara a la fama musical en traje de colegiala con un pop muy pegajoso y bailable. No por nada su voz, coreografías y letras se volvieron pronto un referente entre adolescentes, y los no tantos. En este tiempo ha editado nueve álbumes de estudio y dos recopilatorios, de los que han salido varias decenas de sencillos: desde “…Baby One More Time” (1998) hasta “Slumber Party” (2016).

Pero, tras escucharla varias veces -lo hicimos a propósito- llegamos a la conclusión de que hay canciones a las que nadie les hizo justicia, hasta ahora, que quisimos traerlas de regreso y decirte por qué debieron ser sencillo. Seguro, después de ver nuestras razones, y oírlas, las agregarás a tu playlist de pop favorita.

Can’t Make You Love Me (Oops!… I Did It Again)

En cuanto a letra, es una simple historia de la chica que le canta a su crush, el que obvio no le hace caso. Hasta ahí todo normal. Sin embargo, su ritmo es lo que gana: pop noventero en su máxima expresión, que pudo haber tenido una buena coreografía y consolidar su reinado de princesa del pop a inicios de los 2000. Se oye como una buena canción para radio, además de que es coreable y mantiene un poco la tónica de mujer fuerte que proyectó con “Stronger”.

When I Found You (Britney)

Es el contraste perfecto con “I’m A Slave 4 you”, el sencillo top del álbum con el que abandonó la imagen inocente. Pero esta canción es una balada con letra bastante romántica sobre el momento en el que encuentras a alguien especial, aunque pasa inadvertida. De hecho, pensamos que es una joya opacada por la balada del momento “I’m not a Girl, Not Yet A Woman”, promocional de su película Crossroads.

Breathe on Me (In The Zone)

Favorita en los conciertos (parte del set list en su estadía en Las Vegas), es una canción muy íntima y sexual. ¿Dudas?: “We don’t need to touch, just breathe, oh, yeah”, dice una de las partes del coro, el cual, por cierto, es súper repetitivo, pero sin llegar al hartazgo. Obvio no necesitas estar en ese mood para disfrutarla, pero seguro te hará querer bailarla y que suba un poco la temperatura.

Freakshow (Blackout)

Todo lo que concierne a este álbum es relevante en la carrera de Spears, pues se trata de su trabajo de regreso a los escenarios tras un matrimonio fallido y su divorcio. Además, las canciones tienen guiños de la vida de la cantante, se experimentó musicalmente e incluso la voz tiene más variaciones. Por eso es difícil escoger un tema, pero nos quedamos con “Freakshow” por divertida y descarada a la vez.

Passenger (Britney Jean)

Lleno de polémica por haber sido filtrado en internet antes de que se lanzara el disco, este tema se queda en un ritmo más calmado respecto a todo el álbum, en el que priva el sonido bailable muy del estilo David Guetta y Will. i.am. Sin embargo, tiene una letra poderosa sobre alguien que se deja llevar por una nueva experiencia amorosa de la que no tiene precedentes. Fue coescrito por Sia, y en algún momento Katy Perry también grabó un demo para incluirlo en su disco Roar, pero al final se quedó para Spears.




Soy de Buenos Aires, Argentina, fan de Britney desde 2001, el amor incondicional que tengo hacia ella me hizo con que quiera compartir con todos ustedes un espacio único y confiable donde podamos disfrutar de su vida y carrera.

error: Content is protected !!
Site Protection is enabled by using WP Site Protector from Exattosoft.com