Categoría: "Moda"

Como canta Britney Spears, «Será mejor que trabajes, perra».

De hecho, eso es exactamente lo que hizo Kourtney Kardashian después de lucir el mismo minivestido icónico que Britney usó hace 10 años en los MTV Video Music Awards. El martes, 7 de septiembre, la estrella de Keeping Up With the Kardashians dejó a todos con la boca abierta con el legendario vestido negro de la colección 2001 de Dolce & Gabbana.

En cuanto a la pieza en sí, es simple y seductora, ya que está hecha completamente de encaje. Desde las mangas largas hasta el corpiño, el material peek-a-boo ciertamente deja poco a la imaginación.

Al igual que Britney, Kourtney acompañó el vestido llamativo con lencería negra. Sin embargo, la fundadora de Poosh hizo suyo este look al agregarle medias de encaje hasta los muslos y zapatos de tacón negros con adornos de tachuelas plateadas.

La estrella de reality shows mostró su estilo en Instagram, subtitulando la publicación, “@dolcegabbana circa 2001”.

La niña bonita de la música continúa inspirándo con su estilo y esta vez toma de referencia un lookmítico de la que a día de hoy sigue siendo la princesa del pop para: Britney Spears. No hay margen de error cuando se tira de nostalgia y eso las estilistas de Olivia, Chloe & Chenelle Delgadillo, se lo saben al dedillo.

Para vestir a la estrella han reversionado el look de camisa blanca y falda de tablas de Britney en Baby one more time.

Para hacerlo han escogido una falda vintage a cuadros de Vivienne Westwood, un polo corto de Mirror Palais, unas botas de combate con cordones y unas joyas xxl en plata. Los collares de diferentes tamaños, pendientes vintage y anillos le dan un toque actual al look. Y el hecho de que cambie la camisa por un polo lo hace aún más, pues esta prenda clásica es tendencia pura ahora mismo.

La firma de Inditex pone a la venta una prenda que recuerda a uno de los looks más memorables de la cantante.

Las prendas y accesorios que triunfaron a finales de los 90 y en los 2000 han vuelto con fuerza esta temporada. Modelos, actrices e ‘influencers’ de la generación Z, como Bella y Gigi Hadid, Ester Expósito o Kylie Jenner, han jugado un papel trascendental en el regreso de piezas como los tops cortos, los pantalones de tiro bajo y los anillos de plástico.

Para lanzar sus propuestas de la colección primavera-verano 2021 las firmas de moda se han inspirado en las celebridades que creaban tendencia hace veinte años con sus estilismos. Una de las famosas que más influencia tenía en esa época era Britney Spears, que causaba sensación con los looks que llevaba en sus videoclips, conciertos y alfombras rojas.

Precisamente uno de sus ‘outfits’ más memorables es el top verde satinado y pantalón negro de tiro bajo que luce en el video ‘(You Drive Me) Crazy’, su tercer éxito musical. Un look que ahora es muy fácil de recrear gracias a Zara, que ha diseñado un ‘cropped top’ muy parecido pero con una modificación adaptada a las tendencias actuales.

La firma de Inditex ha puesto a la venta un top corto de escote fluido en color verde, uno de los tonos que está más de moda este verano, que destaca por sus tirantes finos cruzadas en la espalda y que se ajustan con una lazada, un detalle que está muy presente en varias de las prendas de su colección.

Este diseño es ideal para llevar con unos pantalones fluidos como hizo Britney, pero también se puede combinar perfectamente con unos vaqueros ‘wide leg’, unos shorts o con una falda satinada para conseguir un conjunto de estilo lencero. El artículo tiene un precio de 17,95 euros y está disponible desde la talla XS hasta la XL.

Además Zara tiene a la venta otra camiseta más sencilla pero que también parece estar inspirada en el estilismo de la cantante. En este caso se trata de un ‘cropped top’ de canalé con escote pico y tirantes anchos en un llamativo verde cuyo precio es de 4,95 euros.

El caso de Britney Spears podría entenderse casi como el efecto mariposa: su puesta en primer plano ha provocado encendidos debates en diferentes planos, algo derivado de la complejidad de la situación. Pero también ha servido para hacer un ejercicio deconstrucción que lleva a entonar una disculpa global a esas divas de los 2000, y a reivindicar su peso en la cultura pop de entonces que se sigue revisitando ahora. El (no tan caduco) ciclo de las tendencias hace que, después de haber transcurrido veinte años, la estética del cambio de milenio vuelva al primer plano, y aquellos looks de Britney Spears y Paris Hilton se analicen hasta el milímetro para traerlos al aquí y ahora. Y eso es lo que ha sucedido en la colección de otoño-invierno 2021/2022 de Blumarine.

Nicola Brogano, el diseñador al frente de la casa italiana desde el año pasado, ha tomado como referencia una etapa recurrente en los imaginarios creativos: la adolescencia. No solo para recordar su admiración por la casa (“todavía recuerdo vívidamente las campañas de Blumarine fotografiadas por Helmut Newton en los 90, ¡eran fabulosas!”), sino para encontrar a sus musas, Spears y Hilton. Aquellos excesos visuales en los que el rosa, el peluche y el chándal convivían con los pantalones de tiro bajo, las camisetas cortas y el brillo en cualquier formato han servido para configurar un Blumarine “más sucio, más sexi” y menos romántico. Así lo demuestran los crop tops con detalles de encaje, los pantalones de campana estampados, las chaquetas de punto cortas con detalles de peluche; blusas transparentes, shorts, y un sinfín de siluetas ajustadas que juegan a mostrar piel. Todo ello en una gama de colores tanto pastel como vitaminados que atrapan el ojo y, en cierto modo, se intuyen más que fotogénicos.

No costaría imaginar a Britney o a Paris con cualquiera de los looks del nuevo Blumarine (que ha respetado del antiguo sus icónicas rosas), pero tampoco es difícil visualizar a Kendall Jenner, Dua Lipa, Rihanna o Ariana Grande. No es una teoría: según Vogue.com, esas celebridades ya habrían pedido piezas de la colección. Que haya cantantes consideradas divas por el público queriendo utilizar ropa inspiradas en otra diva del pop es una de esas casualidades perfectas que cierran el círculo de la creatividad, lo que también sucede con la conexión Kendall Jenner y Paris Hilton: la influencia de la empresaria en el ascenso a la fama de la familia de la modelo es tan innegable como el que Jenner la ha tomado como ejemplo estilístico en más de una ocasión, como en su 21 cumpleaños. Y lo cierto es que muchas de las camisas con volantes y escote pronunciado o de los vestidos cortos, o incluso de los zapatos de tacón con tiras que trepan por la pierna podrían ser lucido por cualquiera de las dos. O incluso por el personaje de Maddie en Euphoria, que, de un modo u otro, también engancha con la generación Z, esa a la que ahora las marcas aspiran a mimar después del furor de los millennials y que, quizás, puedan ser el nuevo objetivo de negocio de la industria en general y de Blumarine en particular.




Soy de Buenos Aires, Argentina, fan de Britney desde 2001, el amor incondicional que tengo hacia ella me hizo con que quiera compartir con todos ustedes un espacio único y confiable donde podamos disfrutar de su vida y carrera.

error: Content is protected !!
Site Protection is enabled by using WP Site Protector from Exattosoft.com