Un 30 de Octubre  del 2007, hace exactamente 14 años se lanzaba en la industria musical lo que llegó a convertirse en el álbum de música Pop más importante e influyente de los últimos tiempos, logrando un titulo de “La Biblia del Pop” y convirtiéndose en el álbum más memorable de la carrera de Britney Spears; En el aniversario #14 de “Blackout”, celebramos recordando el porqué el álbum significa más para la industria de lo que muchos creen.

El álbum musical fue lanzado en medio de uno de los momentos más fuertes para la vida personal y profesional de Spears, pues, acababa de pasar por un divorcio con el bailarín Kevin Federline, tenía el mundo entero hablando sobre ella y todos los paparazzis sobre su casa, esto causaba que cada paso que ella diera quedara grabado de por vida; el álbum tenía planes para ser lanzado el 11 de noviembre, sin embargo, debido a múltiples filtraciones en la internet, se tuvo que adelantar la fecha a unas semanas antes, por esto, el álbum alcanzó un total de 290.000 copias en su primera semana, siendo una cantidad suficiente para debutar en la cima del Billboard 200, en los Estados Unidos, sin embargo, Billboard realizó un cambio en sus reglas a unas horas de la actualización del conteo, lo que desfavoreció a Spears e hizo que debutara en el puesto #2 (las reglas volvieron a su normalidad poco después del debut de Britney).

Tras la publicación del álbum, este recibió múltiples aclamaciones de críticos a nivel mundial, siendo nombrado como el álbum “más completo” de la cantante para ese entonces y el 5to mejor álbum de la década según The Times, aunque las criticas aclamaban el álbum, el publico general solía tratar de evitar escucharlo por el comportamiento “errático” de la cantante a lo largo del todo el año, por esto, “Blackout” solo supera los 4 millones de copias a nivel mundial.

Poco después de la publicación del álbum, se empezó a escuchar en las radios americanas y del mundo un nuevo sonido dentro de la música Pop, un sonido que el público de cierta forma había “rechazado” de Spears pero empezaba a apoderarse del mundo entero con otros artistas, llegando a un punto donde cada canción en las cimas de las listas de popularidad contenían el mismo sonido característico de este álbum de Britney. Un sonido que ha sido explotado desde ese entonces y se sigue explotando en la actualidad.

“Cuando ella lanzó Blackout en el 2007, la industria la rechazó, pero luego procedieron a pasar todos los últimos años imitándolo hasta morir, a un punto donde todo lo que tocaba en la radio Pop, sonaba como Blackout” – Rolling Stone

Uno de los temas más importantes del álbum es “Freakshow”, una canción que a pesar de no ser un sencillo logró impactar a todo el mundo, ya que se convirtió en LA PRIMERA CANCIÓN POP en utilizar el dubstep, un género musical que se llegó a convertir en unos de los más sonados y más importante de los últimos 14 años, y además un genero que la misma Britney explotó en el 2011 con su álbum “Femme Fatale”.

En el 2012, el álbum se convirtió en uno de los pocos álbumes de música Pop en ser inducido dentro del Salón de la Fama del Rock & Roll, reconociendo su influencia e impacto en la música actual; su legado lo llevó a ser elegido como el séptimo mejor álbum de música Pop de la década por Rolling Stone, aparecer en la lista de los “Mejores álbumes de todos los tiempos” por The Guardian y dominar la lista de “Álbumes más influyente de la década”en múltiples revistas.

La letras que acompañan a todo el álbum están basadas en el amor, la tristeza, su problema con la fama y los paparazzis, el sexo y las fiestas; canciones como “Gimme More” “Piece Of Me” forman parte de lo más importante de la cultura Pop.

La última canción escrita para BlackoutPiece of Me vio a los escritores tomando un gran riesgo. “Siempre ha existido una regla no escrita de que ninguna canción debería ser sobre la vida de Britney”, dijo Winnberg a Cafe en 2008. (Habían aprendido esa lección de la manera difícil cuando co-escribieron la canción Sweet Dream My LA Ex para Spears en 2003 como una canción de respuesta a Cry Me a River de Timberlake, que se cree que es sobre su famosa ex. La discográfica de Spears rechazó la canción y terminó siendo grabada por la ex miembro de S Club 7, Rachel Stevens). “Sabíamos que la canción rompía todas las reglas que habíamos recibido, pero a Britney le encantó”, admitió Winnberg. “Cuando llegó al estudio, estaba extremadamente emocionada, se había aprendido la letra de memoria en el auto y grabó la canción [en] media hora”.

Y sobre las tres icónicas palabras al principio del álbum, Danja reveló que surgió mientras bromeaban. Y él se quedó tan sorprendido como los demás al ver el poder tan duradero que tuvo la frase. “Todo lo que sé es que estábamos grabando en el estudio y Jim Beanz, el co-escritor y productor vocal, dijo como, ‘¿Puedes decir, It’s Britney bitch?’ Fue un chiste interno en el estudio y ella lo dijo… luego continuamos haciendo el disco”.

Por supuesto, ninguna celebración de Blackout estaría completa sin las palabras de la propia reina. Te dejamos con los propios recuerdos y reflexiones de Spears sobre el álbum icónico.

Blackout fue la primera vez que trabajé con Danja, y él me dio la oportunidad y la libertad de trabajar con más sonidos e influencias urbanas. ¡Realmente me inspiró! También tuve la oportunidad de cantar más y estirar mi voz de una forma que no había experimentado. La magia de Blackout fue bastante simple. Simplemente no fue tan pensada. Simplemente hice lo que sentí y funcionó. A veces creo que menos es más”, le dijo a The Fader en 2017.

“Todavía interpreto Freakshow en mi show de Las Vegas, es una de mis canciones favoritas que nunca se lanzó como single. Es muy divertida y me da la oportunidad de involucrar al público. Oh sí, es descarado. ¡Y yo amo lo descarado!”.

Los últimos meses han supuesto un antes y un después en la vida de Britney Spears después de ganar la batalla de su custodia legal contra su padre, Jamie Spears. Sin embargo, aunque las cosas hayan salido a su favor, la decepción que siente por el trato recibido entre su familia no se olvida de la noche a la mañana.

Así lo ha demostrado la cantante en su última publicación de Instagram, donde ha declarado estar “cansada” de ser comprensiva con quienes no lo son con ella. Y entre estas personas están algunos miembros de su familia y varios allegados. 

La artista, de 39 años, cree que ha recibido un trato “humillante” por parte de quienes la apoyan públicamente, pero después no cumplen sus promesas. Un ejemplo de ello son su madre y su hermana, Lynne Spears y Jamie Lynn Spears.

“Estoy cansada de ser tan comprensiva como la Madre Teresa. Si has sido grosero conmigo, entonces terminé… ¡Paz! Este es un mensaje para mi familia por lastimarme más de lo que nunca sabrán. Sé que la tutela está a punto de terminar, pero quiero justicia”, ha sentenciado Britney en su post.

No es la primera vez que la cantante estadounidense atiza a su familia en las redes sociales. La pasada semana, sin ir más lejos, lanzó un dardo a su hermana menor por el título que pensaba ponerle a su libro, I must confess, una frase extraída de uno de los mayores éxitos de Britney, el single de 1998 Baby One More Time, el primer hit de la estrella del pop. 

El título provocó que los fans de Britney cargaran contra su hermana, y esta tampoco dudó en pronunciarse: “Estoy pensando en lanzar un libro el próximo año, pero estoy teniendo problemas para encontrar un título, así que tal vez mis fans me podrían ayudar. La opción número 1 es ‘Mierda, realmente no sé’. La opción 2 ‘La verdad es que sí me importa lo que la gente piense’. ¿Qué opináis?”. 

Anteriormente la artista ya había criticado a la protagonista de Zoey 101 por no hacer nada para “sacarle” de sus problemas en los trece años de tutela. “Si eres como mi familia, que dice cosas como lo siento, estás en una tutela, probablemente pensando que eres diferente para poder joderte”, expresó.

Hace exactamente 23 años, casualmente un 23 de octubre pero de 1998, Britney Spears lanzaba el primer single de su carrera con tan sólo 16 años (si, ella nació el 2 de diciembre de 1981). Quién no recuerda “…Baby One More Time” o quién no la conoce en pleno 2021? Britney marcó un antes y un después en la cultura Pop con la publicación de esta canción que ahora ha trascendido hasta marcar a las generaciones más jóvenes.

En su primer día el single vendió más de 500,000 copias en Estados Unidos, alcanzando más tarde el primer lugar del Billboard Hot 100. Llegó al número 1 en 44 países, recibió dos nominaciones al Grammy y fue el single más vendido de Reino Unido en 1999, con 1,4 millones de copias. En 2020 la revista Rolling Stone lo consideró como el mejor single debut de todos los tiempos. Hasta el día de hoy, sólo la canción lleva vendido cerca de 18 millones de copias alrededor del mundo, mientras que el álbum más de 30 millones.

Actualmente la canción se encuentra con más de 1 mil millones de streams globales.

El anuncio de que la hermana menor de Britney Spears había escrito sus memorias puso en pie de guerra a los fans de la princesa del pop, que creían que aprovecharía la ocasión para desvelar detalles íntimos de la vida y la tutela legal de la artista, pero los primeros fragmentos del libro desvelan que la autora se ha centrado en la relación con sus padres.

Jamie Lynn, que comenzó su carrera en televisión como protagonista de la serie ‘Zoey 101’, ha desvelado que todo su círculo de allegados -incluidos sus progenitores- la presionó duramente para que abortara cuando se quedó embarazada de su primera hija siendo una adolescente. Según asegura ella, le quitaron su teléfono móvil para que no pudiera comunicarse con nadie y le prohibieron que compartiera la noticia con Britney.

“La necesitaba más que nunca y y ella no pudo ayudarme en mi momento más vulnerable. A día hoy, todavía siento el dolor de no haber podido decírselo a mi hermana”, ha escrito Jamie.

La antigua estrella juvenil también ha desvelado que fue su equipo quien organizó la exclusiva mediante la cual presentó al mundo a su bebé en la revista OK! y que tanto ella como su madre se escondieron en una cabaña de Connecticut mientras esperaban a que se publicaran las imágenes. Allí fue donde pasaran juntas la fiesta Acción de Gracias de aquel año y Jamie aún recuerda que su madre no hizo nada por disimular su decepción por la decisión que había tomado su hija menor de convertirse en madre a los 16.

Soy de Buenos Aires, Argentina, fan de Britney desde 2001, el amor incondicional que tengo hacia ella me hizo con que quiera compartir con todos ustedes un espacio único y confiable donde podamos disfrutar de su vida y carrera.

error: Content is protected !!
Site Protection is enabled by using WP Site Protector from Exattosoft.com