Jodi Montgomery apoyó el pedido de la celebridad de remover a su padre, Jamie Spears, como guardián diciendo que los doctores de la cantante están de acuerdo con ella.

La saga sobre la custodia de Britney Spears continuó este jueves 29 de julio, cuando trascendió que uno de los guardianes legales de la estrella de la música pop también ha pedido a la corte que retire al padre de la celebridad como guardián.

Según reportes, Jodi Montgomery ha respaldado el pedido de Britney para remover a Jamie Spears como guardián.

La artista de 39 años vive bajo una custodia legal desde 2008 después de sufrir un prologando colapso nervioso que la llevó al hospital varias veces, de acuerdo con The New York Times. Se desconoce cuál fue su diagnóstico.

El apoyo de Montgomery ocurre después de que Britney pidió al tribunal que removiera a su padre de la custodia. Matthew Rosengart,abogado de la celebridad, solicitó reemplazar a Jamie Spears con Jason Rubin, un contador de Woodland Hills, California.

En los documentos que Montgomery presentó en corte, ella dijo que remover a Jamie Spears es lo mejor para la celebridad y que los doctores que ayudan a la cantante están de acuerdo en su pedido. Montgomery también apoyó reemplazar a Jamie Spears con el contador propuesto por Rosengart.

“He tenido varias conversaciones con el equipo médico y todos estamos de acuerdo en que lo mejor para el bienestar y la salud mental de la señora sería que su padre deje de ser su guardián”, dijo Montgomery. Britney quiere remover a su padre de la custodia desde hace mucho tiempo.

Luego que la corte lo aprobó como nuevo representante legal de Britney, Rosengart pidió a Jamie Spears que renunciara voluntariamente a su puesto de guardián, pero el padre de la celebridad dijo a The New York Times que no iba a renunciar y calificó el pedido del abogado de inapropiado.

El cambio de abogado ocurrió después de que Britney pidió el mes pasado al tribunal que le permita contratar a un abogado de su elección, tras quejarse indirectamente de su abogado anterior al decir que ella no había pedido poner fin a la custodia porque no sabía que tenía derecho a pedir esto en cualquier momento.

El caso de tutela de la celebridad es raro porque las personas que requieren guardianes generalmente son enfermos o ancianos. Sin embargo, este no es el caso de Britney, quien ha seguido dando conciertos y ganando millones de dólares, agregó el periódico.

Los guardianes de Britney controlan su salud y gran parte de su vida, incluyendo su fortuna de unos 60 millones de dólares.

Jamie Spears ha sido guardián de su hija desde que la tutela fue creada hace 13 años. 

En los documentos que presentó en corte junto con su pedido, Rosengart dijo que la situación entre la cantante y su padre es “cada vez más tóxica” e “insostenible”.

“Aparte de despojar a su hija de su dignidad, autonomía, y ciertas libertades fundamentales – el señor Spears también es culpable de actividades ilícitas y negligencia que merecen que se le castigue con multas, pago por daños y perjuicios u otras medidas legales”, dijo.

Como él controla los bienes de su hija, Jamie Spears se ha pagado a sí mismo 16,000 dólares al mes, aparte de 2,000 dólares mensuales por gastos de oficina, de acuerdo con Rosengart. En comparación, Britney recibe 14,000 dólares al mes para sus gastos.

En su audiencia de mediados de mes, Britney volvió a pedir a la corte que ponga fin a la tutela y que remueva a su padre como tutor.

Quisiera acusar a mi padre de abuso como guardián”, dijo la celebridad entre llantos. “Quiero que investiguen a mi padre”.

La celebridad también dijo que ha llegado a pensar que el equipo de la tutela está “tratando de matarla” y calificó a la custodia como “crueldad”.

“Si esto no es abuso, no sé qué es”, dijo.

El controvertido exmánager de Britney Spears, Sam Lutfi, publicó una serie de antiguos mensajes de voz de la superestrella del pop, que demuestran que ha estado luchando para terminar con su tutela legal durante más de una década.

Page Six reportó que Lutfi, de 46 años, le dijo a la publicación que “los ha filtrado en el pasado”, pero que los ha vuelto a subir a su cuenta de Instagram para atraer atención sobre la causa de la cantante, aprovechando el reciente aumento del movimiento #FreeBritney.

“Fueron todos dejados en mi teléfono”, dijo Lutfi, quien afirmó haber sido mánager de Spears de 2007 a 2008.

El exconfidente de Spears, a quien la familia de la cantante culpaba anteriormente por su colapso en 2007, dividió los mensajes en cuatro publicaciones separadas en Instagram.

El primer video presentaba una imagen nunca vista de Spears, ahora de 39 años, cargando a su hijo Sean Preston. Se puede escuchar a la cantante “sobreprotegida” decir en el audio: “Quiero salirme de esta tutela”.

El mensaje de 2009 continúa: “Mi tutor me ha chantajeado con las visitas a mis bebés. Estoy confinada, restringida y despojada de mis derechos civiles. Y exijo al estado de California que revise este caso porque siento que [todo esto] es ilegal. Adiós”.

En un segundo video, que mostraba otra foto antigua de Spears y sus dos hijos, Preston y Jayden James, el mensaje “¡Oops! … I Did It Again” se puede escuchar a la cantante alegando que su padre, Jamie Spears, amenazó con llevarse a sus hijos.

Lutfi dijo que la imagen fue tomada por él y que el audio era de unos meses después de la primera llamada que compartió. Este audio había circulado previamente en las redes sociales.

“Vuelvo a llamar solo para asegurarme de que, durante el proceso de eliminación de la tutela, [se sepa] que mi padre me ha amenazado varias veces, ya sabes, se llevará a mis hijos”, dijo. “Solo quiero tener la garantía de que todo estará bien con el proceso y que ustedes se están ocupando de todo, que las cosas seguirán igual en lo que respecta a mi tiempo de custodia”.

En el tercer video — que Lutfi escribió en la leyenda que probablemente fuera también de 2009 — Britney solicitó un nuevo abogado. A principios de este mes, finalmente consiguió un nuevo abogado, Mathew Rosengart, pero esto muestra que había estado luchando para destituir al abogado que se le había designado por parte de la corte, Samuel D. Ingham III, durante algún tiempo.

“Quiero que Jon Eardley y John Patterson me representen como abogados designados por la corte en mi mejor interés y mis mejores deseos”, dijo el cantante de Toxic en este clip.

En mayo de 2008, un tribunal de California denegó la oferta de Eardley de impugnar a Jamie Spears, ahora de 69 años, como tutor de la persona y el patrimonio de Britney.

Britney recibió una orden de restricción contra Lutfi en febrero de 2008, el mismo día en que comenzó su tutela. Recibió una segunda orden en enero de 2009 contra Lutfi, Eardley y su ex novio paparazzo Adnan Ghalib.

En el video final que Lutfi compartió en su cuenta de Instagram, se puede escuchar a Britney diciendo que está “sana de mente y cuerpo” y que quería que Eardley la representara.

“Estoy detenida contra mi voluntad”, también alegó. “No puedo ejercer mis derechos constitucionales”.

En el pie de foto, Lutfi afirmó: “Nunca hubo nadie dentro [de su círculo] que la pudiera ayudar. Estas llamadas son a mi teléfono, estas llamadas me costaron una tonelada de dinero en la corte, empañaron aun más mi nombre pero también destrozaron mi alma, no tenía idea de a dónde acudir, nadie estaba escuchando, a nadie parecía importarle”.

Añadió: “No puedo creer que nada haya cambiado. Nunca recuperará esos años, a sus hijos les robaron una gran parte de la historia con su madre”.

Desde el 23 de junio, Britney finalmente ha estado expresando públicamente las mismas preocupaciones que reveló a los tribunales a puerta cerrada hace 13 años.

En dos audiencias recientes, criticó a sus tutores legales, calificándolos de “abusivos” y solicitó que se terminara el acuerdo forzado de una vez por todas.

Su abogado, Rosengart, ha dicho que está luchando para cumplir los deseos de sus clientes. La próxima cita en la corte está programada para el 29 de septiembre.

Lutfi le dijo a Page Six: “Mathew ha sido notificado de que estoy disponible para lo que necesite”.

Esa oferta puede ser difícil de cumplir, ya que en junio de 2019, Lutfi recibió otra orden de restricción que le impide tener contacto con Britney o su familia durante cinco años.

Los fanáticos de Britney Spears se quedaron confundidos después de que la estrella del pop compartiera exactamente la misma foto topless en Instagram tres veces.

La última publicación se compartió el martes 27 de julio, después de que aparentemente las dos anteriores fueran eliminadas.

La imagen muestra a Spears con un par de Daisy Dukes, con la cabeza inclinada hacia arriba y las manos ahuecando sus pechos. Sus pezones están ocultos por un efecto de estrella editado. Spears también agregó emojis de tres estrellas a la leyenda.

“¿Supongo que alguien está borrando esta imagen y ella la está volviendo a publicar?”, un fan escribió en los comentarios, recibiendo más de 21 mil me gusta.

“¡Vaya, lo hizo de nuevo!” bromeó otro, refiriéndose a la exitosa canción de Spears.

Muchos han especulado que las publicaciones se eliminaron debido a la política de Instagram sobre desnudez. Sin embargo, la foto de Spears no parece infringir las reglas, que se actualizaron en 2020 para permitir fotos de personas desnudas “abrazándose y también ahuecando sus pechos”.

A principios de este mes, un informe del New Yorker reveló que 10 personas del equipo de Spears se reúnen cada semana para discutir sus publicaciones en las redes sociales.

La madre de Britney Spears cuenta todo sobre la difícil relación de la cantante con su padre Jamie Spears.

Lynne Spears presentó una declaración reveladora en apoyo de Britney junto con la solicitud legal de la estrella pop de destituir a Jamie como tutor de su patrimonio, según documentos del 26 de julio obtenidos por E! News. Ella respaldó oficialmente la solicitud de Britney de retirar a Jamie, diciendo que testificaría si la llaman como testigo.

“Me involucré en esta tutela durante lo que llamaré una ‘época de crisis’ que comenzó a fines de 2018 y continuó en 2019”, comentó Lynne. Ella dice que se involucró porque no creía que la tutela fuera lo mejor para Britney y todavía no lo cree.

Lynne afirma que Jamie tenía “control absoluto” sobre el dinero y las decisiones de atención médica de Britney debido a la tutela, que se estableció en 2008 (Jamie y Lynne se divorciaron en 2002 después de 27 años de matrimonio).

En los últimos 13 años, la relación entre Britney, de 39 años, y Jamie, de 69, ha cambiado drásticamente, según la declaración de Lynne.

Los sentimientos de Britney hacia su padre “se han reducido a nada más que miedo y odio” hacia él debido a su “control total” sobre ella, escribe Lynne. Ella da una idea de “la desconfianza de él hacia ella, su coacción hacia ella, su ‘trueque’ con ella sobre lo que ella puede y no puede hacer por cualquier recompensa o castigo que él esté dispuesto a imponer, sus constantes amenazas y su toma de decisiones sobre todos los aspectos de su vida”.

Ella continuó detallando que lo que dice fue el punto de ruptura en su relación fracturada. Lynne afirma, “De las acciones que solidificaron el fracaso de la relación de mi hija y el Sr. Spears, el altercado físico entre el Sr. Spears y los hijos menores [de Britney], mis nietos, fue quizás el más espantoso e inexcusable, y comprensiblemente destruyó lo que quedaba de una relación entre ellos”.

Aparentemente ella se refería a un incidente en septiembre de 2019, cuando el exmarido de Britney, Kevin Federline, acusó a Jamie de agredir del hijo de la pareja, Sean Federline, que entonces tenía 13 años. En ese momento, una fuente cercana a la situación le dijo a E! News que hubo un altercado físico en la casa de Jamie. Él no enfrentó cargos criminales, ya que la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Ventura retiró la investigación. Sin embargo, Kevin obtuvo una orden de restricción contra el abuelo de sus hijos.

En la presentación judicial de Lynne el 26 de julio, dice que Jamie “ejerció un control absolutamente microscópico” sobre Britney. Supuestamente confió en miembros del personal de su casa, asistentes médicos en su casa y su propio equipo de seguridad para “informarle” y “reportarle todos y cada uno de los detalles de cada acción que tiene lugar” dentro de la casa y la vida de Brit. “Tal escrutinio es agotador y aterrador, como vivir bajo custodia”, dice Lynne.

Lynne también ha estado preocupada por la atención médica de Britney. Hace unos dos años, Jamie presuntamente contrató a un “médico de mejora deportiva”, a quien Lynne llama psiquiatra. El médico le recetó a Britney un medicamento que la artista de Toxic no quería tomar y que Lynne consideró “totalmente inapropiado”, dice en la presentación.

“Vi a mi hija ser obligada por ese médico, con el conocimiento y aliento del señor Spears, a ingresar a un centro de salud al que no quería ingresar, donde la amenazaron con castigarla si no se quedaba para recibir tratamiento médico no quería aguantar”, escribe Lynne.

Ella afirma que Jamie es “incapaz de anteponer los intereses de mi hija a los suyos, tanto a nivel profesional como personal”. Por eso, que él permanezca como tutor de su patrimonio de 57 millones de dólares “no es lo mejor para mi hija”.

Britney ha testificado que su padre “está arruinando mi vida” y quiere que acusarlo de abuso de tutela.

Jamie, por su parte, ha pedido a la corte que investigue los reclamos de su hija porque está “preocupado” por ella, según una petición que presentó en junio. Su abogada le dijo al juez el mes pasado que Jamie “lamenta ver a su hija sufrir y en tanto dolor”.

E! News se ha puesto en contacto con su abogada para recibir comentarios sobre las presentaciones judiciales de Britney del 26 de julio.

Esta semana, el abogado de Britney no solo presentó una solicitud formal para remover a Jamie de su puesto, sino que también reveló la decisión de la ganadora del Grammy de reemplazarlo. Britney nominó al fiduciario profesional y contador público certificado Jason Rubin para intervenir como tutor de su patrimonio, según la petición obtenida por E! News.

Soy de Buenos Aires, Argentina, fan de Britney desde 2001, el amor incondicional que tengo hacia ella me hizo con que quiera compartir con todos ustedes un espacio único y confiable donde podamos disfrutar de su vida y carrera.

error: Content is protected !!
Site Protection is enabled by using WP Site Protector from Exattosoft.com